Sorpresa e indignación por parte de los organizadores de una fiesta motera con la decisión del Ayuntamiento de Bembibre de no permitir el acceso de las motos a la zona centro, donde se ubican los once establecimientos organizadores. Las señales prohibiendo el acceso y el estacionamiento exclusivamente a motocicletas ha provocado una ola de quejas en redes sociales y a pie de calle por una medida que discrimina en función del tipo de vehículo, coincidiendo con este evento en Bembibre.

Uno de los organizadores explicó a Bembibre Digital que el pasado jueves mantuvieron una reunión con el alcalde. La razón fue evitar malos entendidos ante un primer cartel que indicaba que se trataba de una quedada motera, “eso lo rectificamos, nosotros estamos organizando una fiesta motera, pero nos llegó que podía haber represalias y multas así que optamos por explicarlo en el Ayuntamiento”. A pesar de que no tuvieron constancia de estas medidas que finalmente han adoptado, “hoy nos hemos encontrado con las señales impidiendo la circulación y estacionamiento de las motos”.

Las motos tienen un lugar habilitado específicamente para estos vehículos en las inmediaciones del campo de Los Juncos, donde existe una zona de estacionamiento exclusivo, pero ello impedirá que puedan estacionarlas en el entorno de la plaza Santa Bárbara y paseo Veremundo Núñez, donde se concentra el grueso de público y donde se ubican los bares organizadores.

No conciben la discriminación según se trate de motocicletas o del resto de vehículos, y han puesto incluso en duda la legalidad de esta medida. Consideran que deberían haber permitido la circulación con normalidad “y que manden a una patrulla de los municipales para que estén en la plaza, si sólo con su presencia no va a haber nadie que vaya a hacer el tonto con la moto”.

En las redes sociales han sido numerosos usuarios los que han expresado su malestar con esta medida, en todos los casos destacando la difícil situación económica en general y en Bembibre en particular.

El alcalde asegura que no pidieron permiso y que no hay oposición al evento, pero "con medidas de seguridad vial"

El alcalde ha afirmado que la única razón por la que se han colocado las señales es por “una concentración no autorizada”. Aseguró que no llegaron a pedir permiso al Ayuntamiento sino que lo único que hubo fue una reunión en la que informaron de lo que pretendían hacer, “pero el Ayuntamiento no puede autorizar lo que no se ha pedido”.

“El ayuntamiento no está echando a nadie, sino que estamos restringiendo el centro a la zona donde vive gente para evitar lo que pase siempre”, explicó Otero, que añadió que “mi obligación es mirar por el interés por la ciudadanía”.

En cualquier caso “no se les impide que participen, pero debemos velar por mantener el orden en las calles y con medidas de seguridad vial”, dijo, “igual que si lo quieren hacer en el centro de Ponferrada o en el centro de Astorga tienen que pedir permiso y tienen que tener la autorización, no pueden ir y pretender hacerlo sin más”, puso como ejemplo.

Asimismo, ha invitado a los organizadores a que en futuras ocasiones “pidan las autorizaciones y se las daremos, pero con los condicionantes que la Ley exige y que habrían sabido con anterioridad”.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.