Fiscalía ha pedido 11 años y 8 meses de cárcel para la berciana Vanesa G.G. que supuestamente fingió una agresión sexual y secuestro acusando a su ex pareja, el bembibrense Iván R.G., cuando éste había salido de prisión provisional.

Según informa Radio Bierzo, el Ministerio Fiscal y la acusación particular atribuyen dos delitos de detención ilegal en concurso medial con otros dos delitos de denuncia falta. Del mismo modo, su cómplice necesario, F.V.A., tendrá que sentarse en el banquillo acusado de los mismos delitos para elaborar toda la historia con supuestos mensajes amenazantes que atribuían al propio Iván Rico hasta el falso secuestro que llevó a la falsa víctima a Bembibre, simulando estar perdida, desorientada después de haber escapado de su supuesto agresor.

Vanesa G.G. reconoció los hechos a los pocos días de ser detenida, en octubre de 2016. Hasta la celebración de la vista negaba las imputaciones asegurando que habían sido como los había relatado cuando acusó a su ex pareja de secuestro y una agresión sexual.

Sin embargo, la grabación de un bazar chino fue determinante para identificar tanto a la falsa víctima como a su cómplice, quienes adquirieron el material para simular las lesiones que luego imputarían al bembibrense.

Los hechos sucedieron en octubre de 2016 cuando el bembibrense disfrutaba de un permiso penitenciario. Hasta entonces había permanecido en prisión por las continuas denuncias de su falsa víctima, con supuestas amenazas de aquel que deberán ser ahora probadas, a través de supuestos correos electrónicos y redes sociales, hasta llegar a fingir su propio secuestro, arrojándose pegamento en la vagina que decía que lo había hecho su expareja.

Fiscalía pide ahora 11 años y 8 meses de prisión para esta vecina de Fabero.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.