¿Qué hay detrás de la decisión de quitarse la vida? ¿Podría haberse evitado? ¿Cómo se ha llegado a ese extremo? Son algunas de las muchísimas preguntas que asaltan a las familias y amigos de personas que se han suicidado para intentar comprender el porqué de tan trágico desenlace. Preguntas con una respuesta incierta y una actitud diferente según cada caso, entre quienes opten por no abordar el tema o aquellos que quieran respuestas.

En España existen al menos una veintena de asociaciones de personas supervivientes al suicidio y tres colectivos que, además, trabajan el ámbito preventivo. Una iniciativa que una bembibrense, cuyas iniciales son B.A., quiere impulsar en el ámbito provincial para personas que hayan pasado por esta misma situación. 

Coincidiendo con el día mundial para la prevención del suicidio este día 10 de septiembre, la impulsora de esta iniciativa nos ha hecho llegar un artículo que reproducimos a continuación contando su experiencia en primera persona, razones para poner en marcha esta asociación. Asimismo, existe un correo electrónico para cualquier persona que quiera información al respecto, que es Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Transcripción literal

Mañana día 10 septiembre se celebra el día mundial para la prevención del suicidio, os envío un articulo contando mi experiencia ya que estoy trabajando en la creación de una asociación de supervivientes en la provincia de Leon. Gracias

Hace años conocí a una persona muy trabajadora, amigo de sus amigos y que disfrutaba con su familia de sus ratos libres. Ante la sociedad tenía todo lo que cualquiera puede desear, una familia que le quería, 4 hijos sanos y estaba a punto de ser abuelo de dos nietas que se sumarian a los 6 que ya tenía, había conseguido el éxito a nivel personal y profesional ¿Qué más se podía pedir?

Lo que nadie sabía es que estaba luchando contra una gran depresión que le provocaba un sufrimiento insoportable. A pesar de estar años batallando contra ella, finalmente se quitó la vida.

En el día de hoy, en el que se celebra el día mundial para la prevención del suicidio, solamente en España se habrán quitado la vida 11 personas y 214 lo habrán intentado, datos oficiales del instituto nacional de estadística.

El suicidio es la primera causa en el mundo de muerte a nivel mundial, ascendiendo a la cifra de casi un millón de muertes al año, lo que supone una muerte cada 40 segundos. Y es la primera causa muerte no natural en nuestro país, en el que el 95% de las personas que se han suicidado tenían alguna enfermedad mental, todas ellas 100% tratables.

Para que nos hagamos una idea, en España por cada caso de violencia de genero existen 72 suicidios y existen el doble de suicidios que accidentes de tráfico, ¿Qué pasaría si le diésemos la misma visibilidad a estos casos de suicidio? ¿Si aparecieran en los medios de comunicación con la misma importancia? ¿Por qué no se le da visibilidad?

¿Por qué cuando esta persona intentó suicidarse por primera vez los médicos no lo tuvieron en cuenta? ¿Por qué no le dieron la suficiente importancia y tranquilizaron a sus familiares indicándoles que no lo haría?

La persona de la que hablo, era mi adorado Padre, que se quitó a la vida a los 75 años, y que cumplía años tal día como hoy. Él es una muerte más de las que podría haberse evitado, si supiésemos un poco más sobre el suicidio y la depresión.

Es necesario que mejoremos el sistema de salud mental ya que existe una gran falta de atención psicológica y psiquiátrica. Y que tratemos la depresión con la importancia que se merece.

Existe la falsa creencia de que es perjudicial hablar de esta lacra y no es cierto. No solo para las personas que tienen ideaciones suicidas, sino también para los supervivientes (que son los familiares y amigos).

La Organización Mundial de la Salud recomienda que se informe de todos los casos de suicidio como una de las vías más importantes para poder prevenirlo.

1 de cada 4 personas padece una enfermedad mental, pero pocos lo reconocer por miedo al rechazo, a ser juzgados. Si seguimos con este miedo, con este tabú solo aumentaremos el sufrimiento y el número de personas que se quitan la vida. Debemos eliminar la estigmatización de aquellos que acuden al psicólogo o piden ayuda, ya es hora de que se ponga en práctica algún plan para la prevención del suicidio y cuando nos sintamos tristes hablemos, no es malo pedir ayuda. Hablemos para prevenirlo y para superarlo.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.