Las fiestas del Cristo de Bembibre volvieron a incluir en su programa una concentración de coches clásicos y motos organizado por el Motor Club Clásicos del Bierzo y el Motoclub de La Virgen de la Camino. En total, 150 participantes entre vehículos y motocicletas que se mantuvieron en el entorno de la plaza Santa Bárbara desde las 10 de la mañana para regresar a mediodía, después de una ruta turística por el Bierzo Alto, con parada en Igüeña.

Una jornada de convivencia y espectáculo, sobre todo con los clásicos más exclusivos. El requisito para estos vehículos es tener al menos 25 años, entre los que se vieron auténticas joyas en la carretera, muchos de ellos con ambientación incluida para dar el carácter especial, con maletas en el techo o incluso un mini bar muy peculiar en la parte trasera.

Esta concentración tiene lugar después del éxito de un evento que tuvo lugar el pasado mes de abril, lo que abre las puertas a futuras convocatorias de esta naturaleza en Bembibre.

Galería fotográfica

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.