Luis y Emilio (Bili), padre e hijo, son conocidos por su habilidad para resistir el dolor y mover vehículos de gran tonelaje usando partes del cuerpo tan insólitas como la nuca, la perilla o la coleta. La familia Jiménez, conocida también como “los forzudos de Astorga” ofrecieron su espectáculo en Bembibre con motivo de las Fiestas del Cristo, ante un numeroso público, después de haber recorrido las principales cadenas de televisión para dar a conocer sus extraordinarias habilidades.

06 1

06 2

06 3

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.