Este domingo día 16, la Peña de Montañeros Gistredo se citó nuevamente en Colinas del Campo para cumplir la "Misión 49", o lo que es lo mismo, subir por cuadragésimo novena edición el Belén Navideño al emblemático pico Catoute. 

La situación era delicada al inicio lo que hacía peligrar el ascenso. La meteorología no acompañaba ni invitaba al optimismo. Pese a todo, un centenar de montañeros se calzaron las botas, chubasquero y toda la ropa de abrigo saliendo hacia el pico. La mitad consiguieron alcanzar la cima colocando las figuras. Eso sí, peleando contra la ventisca, nieve y la poca visibilidad. 

Un delicado descenso hasta el pueblo donde luce el sol justo para la hora de las sopas de ajo y chorizo al vino, y algún dulce festejando el premio que el Patronato de Deportes de Bembibre entregó al Club recientemente como mejor entidad deportiva del municipio.

catoute

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.