Diciembre ha terminado con un incremento de una persona en el número de parados en Bembibre hasta elevar el número total a 1.119 inscritos en la oficina de Empleo, contra la tendencia habitual de descenso de los años anteriores.Con diciembre se cierra un año que, al menos sobre el papel, da a entender que la situación para el empleo ha mejorado con una reducción de 148 personas en el último año. La realidad económica, no obstante, es bien diferente.

En diciembre el número de parados se ha incrementado en una persona pero de forma desigual según los diferentes sectores productivos: baja en servicios (17 menos) y en agricultura (un parado menos) pero sube en ibdustria (+16) y construcción (+5).

El sector servicios ha sido decisivo durante la campaña navideña para contener estos datos el último mes del año en el que estos mismos datos ponen de manifiesto que sigue habiendo más paro femenino: 604 mujeres frente a 505 varones inscritos en la oficina de empleo. 

El año 2018 comenzó con el descenso de un parado en esta oficina con nueve meses de desensos consecutivos hasta conseguir el mejor registro histórico desde el inicio de la crisis con 953 desempleados el mes de septiembre. El último trimestre del año la tendencia se invirtió con aumento en el número de parados desde octubre hasta diciembre. Incluso el mes de diciembre, que tradicionalmente es un mes generador de empleo.

Unos datos que en absoluto reflejan la situación económica de la demarcación. Recientemente hemos conocido los datos demográficos que ponen de manifiesto una importante caída y un descenso acusado durante los últimos años en el número de habitantes. Baja el número de parados inscritos pero también baja la población y los negocios, las empresas mineras han desaparecido y el goteo de cierre de establecimientos comerciales ha sido continuo durante 2018.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.