La Guardia Civil ha detenido en Bembibre al presunto inductor de un delito de sustracción de dos hermanos de 2 y 6 años en Illescas (Toledo), según informa la Guardia Civil.  Esta persona, a su vez el padre de los menores, se encontraba cumpliendo condena por un delito de homicidio.

Este operativo, que se ha desarrollado desde el pasado mes de octubre, está enmarcado en la denominada Operación Elesta tras la denuncia de una mujer por la sustracción de sus dos hijos, un niño de 2 años y una niña de 6. En el momento en que se produjeron los hechos sus hijos habían quedado bajo la custodia de sus abuelos maternos en Illescas, que fueron quienes los entregaron a dos familiares del padre con la intención de que la familia se hiciese cargo a partir de ese momento.

Supuestamente, todo ello sucedió sin conocimiento ni autorización de la madre que se encontraba en el extranjero. Además, denunció “continuas amenazas” para que no denunciara estos hechos y para que firmara distinta documentación que permitiera a otros familiares actuar libremente con los niños.

La Guardia Civil inició una investigación con gestiones en distintas poblaciones donde residían familiares del padre. En diciembre localizaron al hermano más pequeño en la localidad salmantina de Aldeaseca de Armuña, donde convivía con un hombre que estaba siendo investigado por un presunto delito de homicidio cometido en 2008. Los efectivos de la Benemérita también confirmaron que la niña había sido trasladada a este domicilio que, con la pertinente autorización judicial de entrada y registro para recuperar a los dos menores.

En relación con el delito de sustracción de menores la UOPJ de Toledo abrió diligencias como investigados no detenidos a un hombre (el investigado por homicidio) y a una mujer (con una orden judicial de búsqueda y detención por tráfico de drogas) y detuvo a otra mujer como autora de este hecho, tía paterna.

A mediados del mes de enero la Guardia Civil de Toledo detuvo en la localidad de Salamanca a una mujer y a un hombre por este delito, siendo las personas que supuestamente se llevaron a los niños de su domicilio en Illescas.

Según estas fuentes, la Guardia Civil confirmó que el padre de los menores había sido la persona inductora para la comisión de este delito, por lo que realizaron las gestiones necesarias de localización, al no encontrarse ya ingresado en el centro penitenciario. Los agentes lo descubrieron en la localidad de Bembibre, donde fue detenido por este delito de sustracción de menores y puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ponferrada.

El resultado de la operación ha dejado cuatro detenidos y cinco investigados por estos hechos.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.