El buen tiempo y la buena temperatura invitaron a numerosos bembibrenses y visitantes en general a participar en la Procesión del Santo Entierro. Una procesión que congregó a un gran número de fieles acompañando los diez pasos –incluido el pequeño Jesús Nazareno portado por niños-, siguiendo el recorrido marcado por la Cofradía del Santo Ecce Homo entre la Iglesia de San Pedro y el Santuario del Ecce Homo.

Estos pasos muestran a Jesús en la cruz, el dolor, y la imagen del féretro en la urna. La procesión cuenta con la presencia de autoridades locales, y la banda de música que es la encargada de marcar el paso.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.