Calle QuevedoLa Calle Quevedo de Bembibre se ha convertido en un punto negro, cada vez que hay precipitaciones de cierta intensidad, como sucedió este viernes a partir de las 8 de la tarde. La fuerte tromba de agua, que afectó también a los bajos de algunos edificios, obligó a cerrar el vial durante unas horas, desviando el tráfico por las calles aledañas. Fue necesaria la intervención de un camión de bomberos para terminar de desalojar el agua.







Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.