El Sindicato de Enfermería, SATSE, de León denuncia la situación laboral a que se encuentran sometidas las enfermeras y el resto de sanitarios que trabajan en León y el Bierzo para el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León, realizando jornadas laborales ilegales porque superan las 9 horas diarias, al igual que ocurre con el resto de personal sanitario de las demás provincias de esta Comunidad. Sin embargo, esta situación la han denunciado únicamente los profesionales de León ante el citado centro y en respuesta, este centro les ha reducido la jornada entre un 20 y un 41%.

Como respuesta a esta comunicación, el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León les ha comunicado que modifica sus condiciones laborales y les reduce su jornada entre un 20 y un 41% y, textualmente, comunica a la persona que remitió el escrito como delegada de personal del centro de trabajo que “en el supuesto de que usted pueda considerarse perjudicada por la modificación puede optar por la rescisión de su contrato generando, en ese caso, el derecho a percibir una indemnización de 20 días por año de servicio prorrateándose por meses los periodos inferiores a un año y con un máximo de nueve meses”.
 
Al mismo tiempo, la respuesta afirma que “con tal decisión se pretende evitar el acudir a una situación más drástica que consistiría en la amortización de uno o varios de los puestos de trabajo adscritos a dicho centro”, lo que SATSE considera una amenaza en toda regla para evitar que estos profesionales sigan reivindicando sus derechos. Este hecho se agrava aún más si se tiene en cuenta el traslado forzoso, ya consumado a principios de este año, de una enfermera del centro de León a Valladolid.

Para SATSE León es intolerable que porque unos trabajadores demanden que se cumpla la legislación vigente, hay algunos de estos sanitarios que han llegado a realizar hasta 13 horas diarias de trabajo seguidas, se les amenaza de este modo para amedrentarles y evitar que defiendan sus derechos.

SATSE León quiere recordar que este centro es una fundación pública con gestión privada que preside actualmente el Consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio Sáez Aguado, y cuya Directora Técnico Gerente es la Dra. Lydia Blanco Peris, artífice de la situación denunciada. Dicha fundación opera con capital privado porque se autofinancia, lo que da pie a pensar, según este Sindicato, que esa autofinanciación y la posible viabilidad económica de la misma se está consiguiendo a costa de los trabajadores que trabajan para ella, vulnerando así sus derechos.

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es