Los Reyes Magos de Oriente pudieron sortear la amenaza de lluvia, que había puesto en jaque a la cabalgata programada por las calles de Bembibre. Al final, Melchor, Gaspar y Baltasar no faltaron a su cita habitual con el tradicional desfile que recorrió varios puntos de la localidad.

 

La cabalgata comenzó pasadas las 16.30 en el barrio de la Estación para seguir en dirección plaza Santa Bárbara, pasando por la plaza Mayor y avenida Villafranca. Precisamente, estos dos últimos puntos ya son característicos por el gentío que aguarda la llegada de los Reyes, unas horas antes de que dejen los juguetes en cada casa.

Las predicciones meteorológicas, que no descartaba precipitaciones durante la tarde, no frenaron al público, aunque los ciudadanos se congregaron fundamentalmente a partir de la plaza Mayor, sobre todo en la avenida Villafranca desde su inicio hasta la confluencia con Vatemar. No tanto en el barrio de la Estación y mercado de abastos, lugares que quedaron más desangelados.

Igual que el año pasado, la llegada a la plaza Santa Bárbara se convirtió en un hervidero popular. Precisamente, en este punto el Patronato invitó a los asistentes a un chocolate con bizcocho. La organización había contemplado casi 1 millar de raciones de chocolate.

Los Reyes recibieron en la carpa de la plaza a los niños que se acercaron para recordar a Sus Majestades que se portaron bien. Y que esta noche los esperan con toda la ilusión del mundo, confiando en que no se olviden de pasar por cada una de las casas.

 

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360