Tres programas ha durado la aventura por Pekín Express de los concursantes bembibrenses José Antonio y Ángel Falagán, conocidos en el programa como Falagán y Fala. La mala suerte en una etapa que se les complicó casi desde el principio les llevó a la última posición a pesar de que durante estas tres jornadas se habían ido convirtiendo en una de las parejas favoritas para ganar.

El programa comenzó con una alegría para la pareja eliminada hace una semana -aunque el voto del padre e hijo bembibrenses siguió un criterio estratégico y no fue precisamente para aquellos-. Pero las cosas empezaron a complicarse primero cuando fueron a remolque para optar a la inmunidad de la jornada, y luego por la lentitud del coche que se prestó a llevarles a su destino. Al día siguiente tuvieron que ver cómo otros competidores pasaban por delante de ellos mientras esperaban durante hora y media a que alguien parase para llevarles a Yamethin.

Al final todos estos condicionantes fueron determinantes para llevarles a la útima posición en el ranking, y para colmo la última posibilidad de salvación (con una tarjeta verde que les hubiera mantenido en el programa) decidió la suerte de los bembibrenses con la expulsión de Pekín Express.

Falagán y Fala se han convertido en una de las parejas más carismáticas, y así se ha podido ver en las redes sociales donde se han ganado el apoyo del público en general. Han hecho y han dejado hacer, se han mantenido al margen de cualquier polémica y han participado con total naturalidad. Incluso en el último programa una pareja concursante expresó su alegría ante una eventual eliminación de los Falagán ya que era pareja a batir. 

Pero al final no deja de ser un concurso de televisión y un mal momento siempre puede ser determinante, como acaba de suceder en este tercer programa en que la última posición les obliga a abandonar Pekín Express.

Con el abandono de los bembibrenses el programa vivió uno de los momentos más emotivos rodeados de incredulidad de los concursantes y sentimientos a flor de piel tanto de la presentadora, Cristina Pedroche, como del resto de participantes.

Tres programas en que los espectadores se han familiarizado con los concursantes, han expresado su simpatía o antipatía por unos o por otros y ya comienzan a hacer las apuestas por los favoritos. Y, precisamente, en El Bierzo Falagán y Fala se se han convertido desde el estreno de esta temporada en embajadores de la comarca, desplegando ante más de 2,5 millones de espectadores del primer programa una bandera berciana, exhibiendo la camiseta del Atlético Bembibre y de la Ponferradina. Y en el último programa, Falagán con la camiseta del club rojiblanco y Fala exhibiendo el escudo de Bembibre.

Detalles con los que ya se metieron en el bolsillo al público en la comarca en general y en Bembibre en particular.

Un paso en que ha habido momentos para la acción, para la aventura, para las risas y también para las confesiones más íntimas de los dos concursantes que han reconocido que este programa ha servido para unir a un padre y a un hijo que habían atravesado momentos muy complicados.

En la práctica abandonan el programa (en la teoría ya lo hicieron hace mes y medio cuando se desarrolló la grabación de Pekín Express). Falagán reconoció que se lleva un grato recuerdo sobre todo de los lugareños, a quienes elogió por su hospitalidad y la forma de ser. Y una experiencia, para ambos, tan enriquecedora como imborrable.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es