El calendario religioso obliga a esperar a mañana sábado para comenzar las fiestas del Santo, pero el pregón de Valentín Carrera ha metido a Bembibre de lleno en plena festividad. Un pregón en que el periodista y director de la biblioteca Gil y Carrasco rebuscó en la historia, en los orígenes de las fiestas y en la tradición para establecer un símil con la situación actual.

No en vano las fiestas de la Salida del Santo tienen como punto de origen las rogativas pidiendo al Ecce Homo lluvia para salvar las cosechas. Y así se hizo el milagro del Santo. Ahora no se necesita agua, “sino que Endesa y el Ministro ‘ese’ Soria, ¡otro radical de Podemos!, nos compren un poco de carbón berciano, que está la comarca muy achuchada y no levantamos cabeza”, propuso el pregonero.

Al margen del componente religioso que está detrás de estas fiestas, el pregonero pidió el respeto a estas tradiciones más allá del vínculo eclesiástico y de las creencias. No en vano, añadió, “pertenecen al imaginario colectivo de todo el pueblo, pertenecen a nuestro más íntimo patrimonio espiritual y cultural”. Una fiesta, pues, que no pertenece sólo a una parte de los vecinos, sino que este voto comunitario de la villa de Bembibre es “de todos y cada uno de los convecinos de la villa, sin distinción de razas o creencias”. 

“Es por igual de los de Cabo Verde y de los de Labaniego, por igual de los pakistaníes y los de Noceda; es de moros y cristianos, como lo es de hombres y mujeres ya sean verdes, morados o rosas”, enunció el pregonero.

En definitiva, la clave de la grande de la fiesta de Bembibre, del Bierzo Alto y por extensión de toda la comarca, “y como tal venimos a celebrarla, para que mañana, y otra vez dentro de siete días, el cielo de la villa sea un cielo de pendones”.

Y ahora sólo queda aguardar para que se cumplen las rogativas al Santo, para que “mire un poco por nuestros mineros”, pero más allá de este colectivo tan significativo en la comarca “por los que están en paro, y por los que tienen necesidad y hambre, y por los enfermos. Que una lluvia de afecto riegue el valle del Boeza”.

Para hacer el análisis quizá haya que esperar a la próxima Salida del Santo que será, nada más y nada menos que en 2022. Antes, en el presente inmediato, diez días de fiesta que comienzan ya con actividades culturales, deportivas, infantiles, y el apartado religioso que tiene un papel destacado en la Salida del Santo.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360