Si hace nueve días Bembibre vistió las mejores galas para recibir al Santo, no menos importante ha sido la fecha de hoy domingo para decir adiós y acompañar al Ecce Homo al Santuario. Una jornada emotiva pero, a diferencia de la bajada en que la emotividad se caracterizó por la alegría y el inicio de fiesta, en esta ocasión nostalgia para despedir al Santo hasta dentro de siete años.

Una festividad cuya historia hace remontarse al siglo XVII para entender la esencia del fervor que aún hoy perdura. Los ofrecidos siguen realizando el recorrido descalzos, y numerosas personas quieren estar cerca del Santo y hacerle una plegaria antes de que vuelva entrar en el Santuario.

En la calle una multitud para aplaudir a su paso, a la salida de la Iglesia y a la llegada al Santuario, a pesar de las altas temperaturas. De hecho, el termómetro de la plaza Mayor marcaba más de 30 grados al inicio del desfile.

El Santo se despide y da paso al Cristo, que desde este momento tomará el protagonismo año tras año el día 14 de septiembre.

 

 

GALERÍA FOTOGRÁFICA

 

{yoogallery src=[/images/stories/minigalerias/subida_santo_15] width=[139] height=[90] }

 

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

{jomcomment lock}
Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es