Lo que comenzó pensando que podía tratarse de una broma pesada y macabra de algún conocido, cuando un encapuchado se presentó a la puerta de casa con un cuchillo en mano, se terminó convirtiendo en un auténtico calvario para la familia. Pero los hechos no se quedaron ahí, el asaltante todavía llamó a una puerta más del mismo edificio sin lograr que su ocupante le abriera e incluso pudo haber entrado a una segunda vivienda del mismo bloque.

Son los hechos que relató la víctima de la vivienda a la que accedió un ladrón cuchillo en mano para robar una cartera poco más de 70 euros y otros efectos personales. “Al principio pensamos que era una broma, además ese día era mi cumpleaños”, explicó en declaraciones a Bembibre Digital. Pero cuando el intruso comenzó a actuar con violencia y brusquedad, acercando el cuchillo al corazón del marido y apretando contra su cuerpo (hasta tal punto que dejó marca en el pecho), se dieron cuenta que de broma no había nada.

“En mi casa tocó directamente al timbre y mi marido abrió la puerta, el ladrón se estaba terminando de colocar el pasamontañas y según abrió la puerta ya le puso el cuchillo”.

El asaltante lo guió hacia la cocina, según el relato de la víctima, donde se encontraba su mujer. “Y llegó un momento en que no sé cómo pude coger a mi marido por el hombro y empujarlo a la terraza”, donde cerraron la puerta dejando al ladrón en el interior de la vivienda explicó la víctima.

La mujer describió al asaltante como una persona de pequeña estatura con una barriga de pega. Aunque no pudo ver la cara sí apreció una tez de piel más oscura. Asimismo llamó la atención que el intruso no hubiera pronunciado palabra en ningún momento y que se limitara a balbucear.

Pero no fue la única vivienda a la que accedió, aseguró la propietaria. Y es que el asaltante intentó entrar en otra vivienda un piso más arriba “pero desde dentro la vecina le preguntó a ver quién era y decía que un amigo, y una y otra vez, al final no abrió la puerta y se fue al tercero”. Ya en el tercero también pudo entrar en una segunda vivienda, según declaraciones de la víctima de la vivienda asaltada, aprovechando que el propietario "se dejó las llaves por descuido en la cerradura y entró dentro de la misma”, aseguró. Ahí pudo haber sustraído algunos efectos personales antes de abandonar el edificio cuando ya se había corrido la voz de alarma en el bloque.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es