Watch the video

La Peña de Montañeros Gistredo cumplió un año más con la tradición navideña de colocar el Belén en el pico más alto del Bierzo. La meteorología no acompañaba y terminó apareciendo la nieve, por lo que solo un grupo de unos 40 montañeros llegaron a la cima y complicó también la bajada.

Después de colocar el Belén en la cima del Catoute, nuevamente de regreso a Colinas del Campo donde aguardaban las sopas de ajo y los chorizos cocidos al vino para reponer fuerzas.

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.